Allanamientos en la ciudad de Santa Fe por una estafa de 120 millones de pesos

Dos domicilios de la ciudad de Santa Fe fueron allanados este martes por la tarde. Pese a que no salió en ningún otro medio de comunicación de la capital provincial, SantaFe.com.ar revela la información.

Cinco domicilios de Reconquista, uno en Avellaneda y dos en la ciudad de Santa Fe, fueron allanados desde primera hora de la mañana de este martes por orden del juez penal Santiago Banegas, a pedido del fiscal Leandro Mai, quien investiga una estafa calculada en 120 millones de pesos en perjuicio de la firma reconquistense Anibal Moschén Hermanos S. A., cuyo gran referente, José Moschén, murió recientemente.

Dicen en su entorno que descubrir que un hombre de su confianza, como Martín Zabala, fue capaz de hacerle semejante perjuicio a la empresa, lo lastimó muchísimo.

El 24 de agosto una auditoría propia ordenada por la empresa confirmó la estafa, ese mismo fin de semana fue internado y luego de una breve mejoría, débil de defensas, falleció el 9 de octubre. Coincidentemente tuvo Covid.

Martín Zabala había ingresado como empleado en 2010 y renunció a la empresa en julio de este año. El argumento que le dio a Moschén es que había decidido dedicarse a actividades propias. Era el empleado administrativo encargado de la logística y transporte de Moschén Hermanos.

Desde ese rol estratégico fue consumando la estafa, con hechos reiterados en número indeterminado de veces, hasta una suma que en principio la auditoría de la empresa estima de unos 120 millones de pesos y ya anticiparon que se constituirán en querellantes mediante el abogado Andrés Ghio.

Para la investigación, el representante del Ministerio Público de la Acusación se apoyó en la AIC, Agencia de Investigación Criminal; y en la OI, que es el Organismo de Investigaciones que creó la provincia para investigar organizaciones criminales.

Cuatro detenidos

El fiscal Leandro Mai ordenó las detenciones de cuatro personas:

Martín Zabala, ex empleado de la firma Moschén Hnos; su esposa, la docente Silvia Marega, quien da clases en la escuela 1354 de Reconquista; y dos hijos: Ezequiel y Santiago Zabala, quienes será imputados en el transcurso de los próximos días; y luego se llevará a cabo la audiencia en la que el fiscal solicitará las medidas cautelares, entre las que podría pedir que permanezcan en prisión preventiva para que no entorpezcan la investigación y no fuguen.

Si quien designen como abogado defensor se opone, luego de escuchar el debate el juez de la investigación resolverá.

Los delitos que se investigan, en principio, son las estafas reiteradas en número indeterminado de veces, falsificación de cheques, facturas apócrifas, evasión impositiva y lavado de activos (lavado de dinero, como se dice en la jerga popular). Algunos delitos son federales, lo que será puesto a consideración de la Fiscalía Federal de Reconquista; y el Ministerio Público de la Acusación avanzará sobre los delitos ordinarios.

En el marco de esta investigación está aprehendida otra persona, un comisionista, quien también surge como sospechoso; y en el allanamiento a su propiedad se encontró una importante suma de dinero que fue secuestrado para que justifique la procedencia. El fiscal tenía que resolver si también lo dejaba detenido. Vale mencionar que en el allanamiento en la casa de la familia Zabala también secuestraron importante cantidad de dinero, entre otras pruebas.

Durante estos dos meses de investigación, se requirió información a varios organismos públicos y privados, incluso el levantamiento del secreto fiscal ante la AFIP, y se pudo reconstruir el movimiento financiero de los Zabala y de la empresa familiar que cuenta con varios camiones.

En la ciudad de Santa Fe

De allí surge que habrían comprado no solo los camiones, sino también varios vehículos más, departamentos, incluso en la ciudad de Santa Fe, terrenos, embarcación, etc.

Allegados a los Zabala refieren al notable crecimiento económico que experimentaron. Pasaron a transformar la vivienda hasta en convertirla en una referencia del barrio, en el Pasaje 24/26 al 3083, con tres niveles, pileta, embarcación, varios vehículos, incluso 4×4, camiones, viajes y otros signos de prosperidad.

La investigación también procura determinar más complicidades externas con Zabala, por ejemplo, otros sospechosos de facilitarle facturas para inventar viajes que justifiquen la salida de dinero en la administración de los Moschén.

Fuente: Santa Fe 24 Horas con información de Reconquista Hoy

Comentarios Facebook