En su discurso ante la legislatura el 1º de mayo Lifschitz anunció que la provincia iba a subsidiar el nuevo aumento de la tarifa eléctrica dispuesta por la nación, para los sectores productivos.
Estimó la incidencia del aumento en el costo final la electricidad para la industria en un 3 % adicional, y ahora vemos que la Secretaría de Energía de la provincia calcula que el subsidio serían unos 200 millones de pesos, que el Tesoro le aportaría a la EPE.
Así dicho puede parecer mucha plata, pero si comparamos la cifra con otras del mismo presupuesto provincial de éste año, o con otros gastos realizados por el propio Lifschitz en su gestión, la cosa cambia:
* El presupuesto provincial total (sin incluir a las empresas del Estado) son $ 277.182.629.000, de modo que el subsidio anunciado para las tarifas de luz de los sectores productivos equivaldría al 0,07 % del presupuesto provincial.
* El presupuesto de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) para éste año era (antes del último aumento) de $ 27.780.470.000, o sea 138,9 veces el monto del subsidio, que representaría el 0,72 % del presupuesto de la distribuidora estatal de energía; que por ejemplo gasta el 15,42 % de ese presupuesto en pagar impuestos, nacionales y provinciales ($ 4.283.785.000).
* Los ingresos de la EPE por tarifas previstos para este año (antes del último aumento) son $ 25.850.970.000: 129,25 veces el subsidio a las tarifas para los sectores productivos, que saldrá del Tesoro y no de la empresa.
* El gobierno provincial piensa gastar este año $ 1.006.447.000 en publicidad oficial: 5,03 veces lo que cuesta subsidiarles a los sectores productivos de la provincia el último aumento de tarifas de la energía dispuesto por la nación.
* La gestión de Lifschitz lleva invertidos más de 1800 millones de pesos en los aeropuertos de Sauce Viejo y Fisherton, para satisfacer las demandas de las aerolíneas “low cost”: nueve (9) veces el costo del subsidio a las tarifas para la producción.
* En el “Museo del Deporte” de Rosario la provincia lleva gastados más de 893 millones de pesos, o sea 4,46 veces el subsidio de las tarifas eléctricas al sector industrial y de la producción.
* Pero hablando de Rosario, quizás la comparación más impactante sea contrastar esos 200 millones que se invertirán en subsidiar tarifas impagables a los sectores productivos, con algunos gasto que hizo la gestión de Lifschitz en la ciudad de Rosario, auxiliando financieramente a la administración municipal del socialismo en obras que eran de su incumbencia, y no de la provincia.
Al solo título de ejemplo: 1229,5 millones de pesos para obras de pavimentación y repavimentación, 150 millones de pesos para el cambio de las luminarias del alumbrado público, 70 millones para obras en el autódromo municipal, 118 millones de pesos en el “Patio de la Madera”, 248 millones en la “puesta en valor” del ex predio de la Sociedad Rural, o 66 millones de pesos para arreglar veredas rotas.Publicado por La Corriente Kirchnerista de Santa Fe en 12:00No hay comentarios: 

Comentarios Facebook