Qué raro no ? La misma cara, el mismo nombre y apellido, pero no puede ser. Cómo un trabajador municipal, más allá de tener que representar a sus compañeros se puede comprar una máquina acuática así y encima (pobre) tener que dejarla sin uso en una «guardería» reconocida que…ups oh casualidad paga un gremio municipal de Santa Fe.

Qué casualidad nos dá la vida no?

Comentarios Facebook