Para mí sacarse un selfie con violadores impunes por tener influencia en el estado es casi cómo sacarse una foto con Videla.

Es aberrante, insultante, un mensaje mafioso para el resto del personal femenino del servicio peninteciario: «No denunciés a tu jefe abusador o violador porque el secretario o director lo banca».

En la foto se vé a a la izquierda Jorge Scheter quién tiene negocios con los pastores de la cárcel que mentienen los pabellones de violadores tranquilos y qué sobre él pesa la acusación de violación, y quién denunciamos Shmidalter, violador y pornografo infantil, a quién Acuña intento defender hasta él último momento y hoy procesado. También está de remera Bordó al lado de Acuña el «pastor Juan carlos López» quién ante la directiva del gobierno de NO SE RECAUDA MAS O VAN PRESOS junto a Acuña organizó el motín de Las Flores.

Adónde está el grupo de #niunamenos o grupos feministas ( a las cuales adhiero y apoyo) pero no quiero pensar que empezamos a discriminar entre mujeres: Sí es policía NO, sí es milica NO, sí es del servicio penintenciario TAMPOCO. Son mujeres y punto. No importa, cómo no me importa sí son trabajadores sexuales o la esposa de…

Acuña ya tiene antecedentes ocultos (una causa judicial de pedofilia fondeada), extorsiona a mujeres policías, a familiares de presos con pedidos sexuales.

Pero cómo si eso fuera poco, la extorsión permitió que la agente (cómo s eescribe en la nota de medios de este portal) a partir de su relación sexual consentida y compartida por Acuña, logró «zona liberada» para los presos amigos de su amantes.

Te cierra?

Comentarios Facebook