Critiqué a patricia Mounier y Pedro Bayugar por una desilusión que me lleve desde lo personal en momento malo de mi vida, pero eso (si bien era una cuestión publica y no personal) no quita que valore todo lo que están construyendo a nivel gremial, cultural y concientización en una ciudad díficil. Solar de las artes es un ejemplo, Solar de radio ( he ahí el motivo de mi enojo que ya fué) es una oportunidad que no pueden perder.

Sumarse al grupo de gremios y sindicatos que han valientemente adoptado la postura firme contra el gobierno nacional es invalorable, sobre todo porque el su ambito de actuación (escuelas privadas y religiosas) son el nucleo duro que apoya este modelo.

Comentarios Facebook