Colectivos: el Concejo congeló las tarifas, luego Corral anunció lo mismo por Twitter
Los dos bloques mayoritarios (PJ y FPCyS) aprobaron una resolución que frena cualquier nuevo aumento en las tarifas del transporte por colectivos en la ciudad hasta el 31 de diciembre. Unas dos horas después, el intendente comunicó por Twitter que decidía “no aumentar el boleto en lo que queda del año”. Los concejales de su bloque habían votado en contra de la iniciativa en el recinto.

Dicen que las redes sociales van más rápido que todo, por el instantaneísmo virtual, incluida la política. Bueno pues, este no fue el caso, en términos de tiempo cronológico; sí —quizás— en las estrategias de comunicación dirigencial. Ocurrió que el Concejo aprobó sobre tablas una resolución donde dispuso el congelamiento de las distintas tarifas del servicio público de transporte público de pasajeros por colectivos hasta el 31 de diciembre próximo. Se sancionó sólo con los votos de los dos bloques con mayoría: el PJ y el FPCyS.

Trascartón, unas dos horas después de un largo debate por este tema, el intendente José Corral publicó en su cuenta de Twitter lo siguiente: “Sumando un aporte más al esfuerzo que hacen las familias en momentos de dificultades, decidimos no aumentar el boleto de colectivo en lo que resta del año (…). Es decir, lo mismo que había sancionado el Deliberativo. Los cuatro ediles que integran su bloque (Cambiemos) habían votado en contra de la iniciativa sancionada en el Concejo.

El 5 de septiembre, huelga recordar, el intendente había declarado públicamente: “Por el momento no estamos estudiando aumentos en el boleto de colectivo”. Ese “por el momento” generó suspicacias y dudas, ante la reducción del subsidio nacional para el transporte público. También pidió “que la Provincia colabore con los subsidios”. Ahora quedó de su parte confirmado que no habrá nuevas subas.

El tuit de Corral, ¿fue una estrategia de comunicación para restar protagonismo a las decisiones del Legislativo local? ¿El diálogo entre estamentos está ciego, sordo y mudo? Son dos puntos de análisis a desasnar. Lo importante para el vecino es que hasta el año próximo no habrá nuevos aumentos de colectivos.

En el recinto de Salta 2943 los ánimos estuvieron muy caldeados, por esta cuestión de las tarifas y por otros temas de agenda (desagüe Espora, fondos que Provincia demora en su remisión al Municipio local, etc.), que volvieron a mostrar abierta y sangrante y por enésima vez la “grieta” entre Cambiemos y el Frente Progresista. “Si así están peleando ahora, imaginate lo que va a ser el año que viene (de elecciones)… Se van a tirar con todo”, dijo un cronista mientras garabateaba apuntes apurado en su block de notas.

“Era necesario”

La autora de la resolución fue Alejandra Obeid, con la coautoría de Ignacio Martínez Kerz (ambos del PJ). Tomó la palabra ella, primero. “Si a esta resolución no la sancionábamos hoy antes de final de año, íbamos a tener un nuevo aumento en el precio del boleto (de colectivos). Era necesario. Sabemos la situación económica que está atravesando el país”. Habló del “ahogo económico” de la gente” y de las “medidas de ajuste” el gobierno nacional. “Debíamos recurrir a esta resolución”.

“Este Concejo no puede fijar las tarifas del boleto en la ciudad. Hay una ordenanza (la N° 11.580, de 2009) que está vigente y que le quita las facultades a este Concejo de decidir sobre precios de boletos, entre otras cosas. Aunque por ley, tenemos la potestad nosotros de fijar el precio de la tarifas”, agregó Obeid.

En rigor, Obeid aludía a la Ley Provincial N° 2756 (Ley Orgánica de Municipalidades), de 1986, que dice que entre las atribuciones y deberes de los concejos municipales (artículo 35) está “establecer tarifas para automóviles, carruajes, tranvías, ómnibus, carros, camiones y demás vehículos que atiendan al servicio público de transporte de personas o mercaderías, pudiendo también fijar los recorridos y sitios de estacionamientos”.

“Queremos recuperar facultades que nos sacó la ordenanza (N°11.580)”, prosiguió Obeid. Autorizar o no un aumento de la tarifa de colectivos “son decisiones que no se debieran tomar desde un escritorio (hoy, cada aumento es analizado y autorizado por el Ejecutivo, por pedido de los empresarios del transporte). Y el servicio es pésimo: frecuencias y recorridos que no se cumplen, sin medidas de accesibilidad. Aún no hay llamado a licitación pública del sistema de transporte público”.

Comentarios Facebook