25.9 C
Santa Fe, Ar
jueves, noviembre 26, 2020
Inicio Vida Cotidiana Coni Cherep cargó durisimo contra Jorge Molina: «Sospecho que fue parte del...

Coni Cherep cargó durisimo contra Jorge Molina: «Sospecho que fue parte del robo a mi productora y ahora me intimida publicamente»

«El Mensaje» de Jorge Molina de UPCN

El Secretario General de UPCN, Jorge Molina, emitió esta mañana un mensaje de Whatshapp dirigido a sus afiliados, en el que intenta «explicar» cuales serán las políticas salariales del gobierno de Omar Perotti y además, identifica a un editorial mío como parte de «una campaña contra el gobernador de parte del Socialismo».

El mensaje denota varias cosas: La primera es la clara identificación de Molina con el gobernador, en tanto ambos representan dos cosas distintas: Molina debería ser el representante de una parte de los trabajadores del Estado y Perotti, como gobernador, la patronal

En el mensaje, claramente, Molina habla de «Walter», en referencia al Ministro de Economía que anunció públicamente que el gobierno no estaba seguro de poder pagar los salarios de abril; y más adelante confiesa haber hablado telefónicamente con el mismo gobernador, que lo habría «tranquilizado» en el sentido de que «no habrá recortes en los salarios de los trabajadores»

Nadie había hablado, hasta ahora de recortes. Es una mala noticia que Molina salga a desmentir lo que nunca se puso en discusión: hasta ayer, sólo se hablaba de la imposibilidad de pagar los sueldos. Ahora parece que no les descontarían a los trabajadores, como si eso fuera una buena noticia. Una buena noticia falsa, ya que a los trabajadores del Estado santafesino les vienen descontando severamente su poder adquisitivo desde febrero, cuando dejó de funcionar la clausula gatillo y los salarios fueron perdiendo día a día contra la inflación. Pero para Molina parece que eso no ocurre.

En otro tramo del Mensaje, el lider de UPCN hace referencia a un editorial emitido el martes a través de REC- una emisión digital que realizamos con un grupo de compañeros- y me señala como «parte de una campaña contra el gobernador, montada por el Socialismo».

Es aún más raro lo que dice Molina. Yo en el editorial me limité a reproducir un mensaje del mismo mandatario, en ocasión de una teleconferencia con intendentes y presidentes comunales, donde expresamente dice: «Hoy, la provincia no paga los sueldos de abril», entre otras cosas también relevantes, como el pedido a los alcaldes para que se preparen «para ver como hacen con los sueldos de abril», anticipandoles que no piensa cumplir con la obligación de la coparticipación mensual.

El resto del editorial estuvo dirigido a explicarle al gobernador, que no parece una acción política muy habíl, eso de anticiparle a los empleados públicos que deben enfrentarse a la pandemia, que probablemente no cobren sus sueldos. Y agrego, claro, que tanto UPCN como ATE, parecen más preocupados por defender al gobierno, que por defender a sus afiliados. Más claro: actuan como si fueran ministerios del gobierno, y no expresan ninguna preocupación por los bolsillos y los derechos de sus representados.

¿En que falto a la verdad? En nada. Tal vez ese sea el motivo del encono de Molina. Y es su problema, no el mio. Eso espero ( de eso hablo en el final de la nota)

Las calificaciones de Molina me provocan dos cosas:

Por un lado, confirma que todo lo que digo, es verdad: es un empleado político del gobernador, y actúa como un Ministro, no como un dirigente sindical.

Lo otro, y es lo más grave, es que me expone frente a sus miles de afiliados como presunto «enemigo», cuando en realidad lo único que hago, hice y haré- sólo se trata de googlear y buscar mis notas- es decir lo que digo siempre: Omar Perotti fue protagonista de una etapa de verguenza institucional para la provincia durante los 90, y en su nueva etapa como «gestor», sólo ha generado restricciones en el marco de las políticas públicas, contrayendo la inversión del estado en obra pública, desarmando estructuras escenciales para las contingencias – una pandemia, por ejemplo- como eran los cinco nodos, y ha propuesto, se trata de leer la ley de necesidad sacada bajo extorsión a la oposición, desde su primer día políticas de endeudamiento para las arcas provinciales. Las mismas prácticas que durante los 90, generaron las privatizaciones del Banco de Santa Fe y Aguas Santafesinas, y la sanción de la ley de privatización de la EPE.

Esas mismas políticas que vaciaron el estado al punto de convertir a nuestras principales ciudades en vulnerables para inundaciones, tal como quedó demostrado con la de 2003 en Santa Fe. No sólo en la falta de obras públicas, sino en las inexistentes políticas de asistencia social y Defensa Civil que le siguieron al ingreso del agua a la capital provincial.

A eso lo digo hoy, lo dije ayer, antes de ayer, y siempre. La única diferencia es que entonces algunos dirigentes gremiales compartían la mirada y hoy, socios del gobernador, prefieren defender esas políticas aún en perjuicio de sus representados: habló del propio Molina y del ex progresista, Jorge Hoffmann de ATE.

Serán ellos los responsables de explicarles a sus afiliados por las acciones y omisiones que cometen. Mi trabajo, en tanto periodista, consiste en trabajar sobre «lo público». Y todo lo que implica la participación del Estado, es materia de investigación y opinión de los periodistas. Les guste o no a los lideres del sindicalismo santafesino. Unos mandando mensajes, y otros, ordenando censuras en sus radios.

Finalmente, esta idea de que un periodista que dice lo que piensa es «operador» de otro u otros, no sólo ofende a los otros. Sino a la inteligencia de quien escribe: bien saben los que me acusan, que no necesito que nadie me dicte nada para escribir lo que pienso. Ni tienen, a su pesar, prueba alguna de ninguna acción que me involucre con actividades ilícitas o inmorales. No puedo decir lo mismo de ellos, y lo saben.

MI ÚNICA PREOCUPACIÓN: «UN NUEVO AUTOATENTADO»

Por todo lo dicho, NO acepto bajo ninguna condición, que el SECRETARIO GENERAL DE UPCN me sindique como parte de ninguna operación. Si lo sospecha, que lo denuncie en sede judicial. Sino, se hará cargo de sus declaraciones en la misma sede. Del mismo modo en el que yo me hago cargo de sospechar de él, por lo sucedido en las instalaciones de REC el 24 de febrero pasado. En oportunidad de expresar mis sospechas le manifesté claramente a la Dra.Mariela Giménez, a cargo de la Fiscalía 134 de Delitos Complejos, que tenía dudas sobre los autores del hecho, pero no dudé en manifestarle mis sospechas sobre el propio JORGE MOLINA.

Molina, unos dias antes se había enfurecido conmigo- y se lo trasladó a un amigo en común- por mi decisión de publicar su viaje a la ciudad de Belo Horizonte, junto al Ministro Walter Agosto, en el medio de las frustradas paritarias. La desaparición «sólo de la notebook» me permite creer que lo que buscaban era información y no solamente «robar». O un «autoatentado como lastimosamente han expresado algunos militantes del peronismo, que nunca manifestaron solidaridad con aquellos hechos de manifiesta intimidación.

Antes de publicar esta nota, le reiteré a la Fiscal mis sospechas, la impuse del contenido del audio, y en esta nota manifiesto públicamente que me siento intimidado por el Secretario General de UPCN y lo hago responsable de cualquier «accidente» que pudiera ocurrirme tanto a mi, como a mi familia. Y también, de eventuales nuevas «desapariciones» de herramientas de trabajo en la oficina dónde realizo mis actividades profesionales.

El editorial que Molina considera «una operación»

Comentarios Facebook

WhatsApp chat