La convocatoria fue impactante y el abrazo al rectorado unió distintas vertientes políticas, ideólogicas, de extracciones sociales diferentes. Cláudio Girardi vino a darle una bocanada de aire fresco al sindicalismo progresista santafesino de la CGT. Ahora convocan desde la central obrera como nunca desde el 83 un abrazo a la universidad en defensa de la gratuidad y por presupuesto universitario. Un hecho inédito en la historia moderna de la ciudad.
Alguna vez los jóvenes argentinos universitarios siguiendo la impronta del movimiento libertario Francés cantaron en la noche de los bastones largos, cordobazo y rosariazo la canción que unía a dos sectores que los facistas siempre quisieron enfrentar. Se hace camino al andar o sembrar de nuevo para mejores cosechas del futuro.

Comentarios Facebook