Lavallén y una particular visión sobre los insultos a los jugadores

El entrenador se refirió a los cánticos de los hinchas cuando terminó el partido, y destacó: «No me producen nada, todos queremos ganar».

Colón mejoró mucho su imagen con respecto a los últimos partidos, pero no le alcanzó para abrochar un triunfo que se le viene negando en los torneos locales desde el primer partido del año por la Superliga, cuando derrotó a Argentinos por 2-0 en el Brigadier López.

Esta vez llegó el entoando Tigre, que a pesar de haber descendido encadenó una gran racha de triunfos en las últimas jornadas que casi derivaron en el milagro de la salvación. El Sabalero la pasó mal de a ratos, pero también tuvo sus chances para quedarse con la victoria en el partido de ida de la fase inicial de la Copa de la Superliga.

El único que habló luego del partido fue Pablo Lavallén, ya que los jugadores prefirieron no hacerlo luego de haber recibido una unánime reprobación de los hinchas, una vez consumado el empate ante el Matador.LEER MÁSColón mejoró pero no pudo con Tigre en el Brigadier López

Sobre sus primeras sensaciones tras el empate ante Tigre, dijo: «La verdad es que estoy tranquilo, ya que tenemos por delante una llave y no un solo partido. Todo se define en otros 90 minutos, donde el gol de visitante cuenta. Más allá de que queríamos ganar, la realidad es que como no se viene pasando por un momento tan bueno es importante terminar en cero. Este es un equipo que tiene que reconstruirse de atrás hacia adelante por lo que tenemos que estar ordenados». 

Y siguió con su análisis del partido: «Jugamos ante un rival que venía muy bien y demostró lo bien que juega a pesar del descenso. Por lo tanto había que tener respeto y jugar a nuestro ritmo. Esto se gana pensando y siendo inteligentes, ya que ellos tendrán la necesidad de hacer un gol también en el próximo partido y ahí puede estar nuestra opción. Hay que tomarlo como una llave de copa.  La llave está abierta y ahora iremos a Victoria a hacer un gol».

Cuando se le preguntó por los cantos de los hinchas tras el partido, repudiando a los jugadores, opinó: «No me producen nada, todos queremos ganar. Cada uno reacciona como quiere. Uno cuando analiza el equipo siempre tiene que ver las virtudes que hay para encontrar el mejor funcionamiento, por lo cual hay que arrancar desde los cimientos y ser sólidos para luego construir»

Tenemos que seguir un plan de juego y tratar de darle al grupo una idea de funcionamiento que de a poco vamos encontrando, pero por ahora sin su mejor versión. Las individualidades no hacen que la idea colectiva funcione, y a veces por la emoción de la gente el jugador se abalanza de manera desmesurada y sin ideas».LEER MÁSColón arrancó mal la Copa de la Superliga en reserva

Para luego indicar: «No recibir goles me deja tranquilo, después veremos cómo atacar mejor y hacer goles. Pero la realidad es que el equipo sigue terminando cansado, por lo cual tenemos que buscar intercambiar jugadores, porque el calendario es ajustado».

Comentarios Facebook