Más allá del maquillaje de las estadísticas oficiales y de la representación del sector, las ventas se han caído estrepitosamente. Recórd de pedidos de «bajas» en el municipio, liquidaciones anticipadas, cambios de domicilios por la carestía de alquileres y cierres definitivos.

Por otro lado la mayoría ha prescindido de los trabajadores «por temporadas», existen despidos, y volvió a trabajar la familia en los negocios para el ahorro de costos.

También cayeron las ventas del llamado Ahora 12, con tarjetas y en cuotas, «la situación es desesperante» me aseguran en la peatonal. «Entre alquiler y luz nada más tengo que juntar 120 mil pesos, no quiero imaginarme con el nuevo aumento y cuándo llegue el verano» se lamenta un histórico comerciante de Av. del Valle.

«La gente usó aguinaldo para pagar deudas, casi no hubo movimientos por el día del padre y menos por el día del niño» me informa Nilda quién me agrega «no sé de dónde sacan las estadísticas por en los ultimos años vendo hasta 10 veces menos»

Comentarios Facebook