Esta mañana una señora de 84 años de edad fue blanco de un hecho de inseguridad en su propia casa ubicada en barrio San José de nuestra ciudad.

Con la excusa que debían ingresar a la vivienda particular para tasarla, dos mujeres lograron ingresar al hogar como supuestas empleadas municipales, ambas acompañadas por supuestas credenciales habilitantes.

Abusándose de la anciana recorrieron cada una de las habitaciones con la clara intención de encontrar dinero o joyas. Cuando lograron su cometido, se dieron la fugar.

La mujer hizo la denuncia al destacamento policial de la zona y pudo confirmar la faltante de $ 35.000 en efectivo.

Comentarios Facebook