Revista Barcelona necesita tu apoyo

¿Sabías que si cada una de las más de 700 mil personas que siguen a Revista Barcelona en las redes sociales destinara un peso por mes a reconocer el trabajo que implica generar los contenidos de Barcelona que a diario y desde hace casi 10 años disfruta, comparte, comenta y viraliza, la revista no estaría otra vez al borde de dejar de existir?

Desde luego, no esperamos tanto de los 700 mil seguidores y seguidoras. Pero si el 10% de ellos se suscribiese al abono mensual de Barcelona Digital, que cuesta menos que dos paquetes de cigarrillos, la supervivencia de Revista Barcelona estaría asegurada.

Si sos de quienes siguen prefiriendo leer diarios y revistas de papel, podés buscarnos en los kioscos (que todavía existen y siguen siendo nuestra mejor vidriera). Y si no llega a tu barrio, ciudad, provincia, país, podés suscribirte en papel.revisbarcelona.com y recibirla en tu domicilio.

Una vez más, Barcelona está en peligro.

Como bien consignó esta semana Tiempo Argentino, Papel Prensa S.A. anunció el pasado viernes 24 de agosto un nuevo aumento del 9,5% en el precio de sus productos.

Suba. La más reciente, del 24 de agosto.
Este es el séptimo incremento en lo que va de 2018 y de esta manera totaliza una suba del 79% en apenas seis meses. Es un aumento que supera la devaluación del peso argentino respecto del dólar (que en el mismo período acumuló el 61%).

apel Prensa S.A. es la única fábrica de papel de diario en el país. Es un monopolio manejado por Clarín, La Nación y el Estado al que están obligados a recurrir sí o sí cientos de pequeñas publicaciones de todo el país.

Debemos volver a subir el precio de la revista, que hoy está en 80 pesos.

¿Cuánto más podemos aumentar sin perder compradores y compradoras?

La opción digital
Ya lo sabemos, las publicaciones gráficas están en crisis en todo el mundo. Y la debacle económica que vive la Argentina agrava aún más esta situación. La presión que ejerce Papel Prensa S.A. (es decir, Clarín) sobre sus competidores, por insignificantes que estos sean, le pone el moño al desastre.

Pero dejar de salir en papel y volcarnos solo a lo digital (la solución que suelen darnos cuando no nos dicen “muéranse, llorapautas”) no es una posibilidad para nosotros, al menos por el momento. De hecho, se pueden contar con los dedos de una mano los medios periodísticos exclusivamente digitales que son sustentables.

Además, los costos de “lo digital” también crecieron. Los servidores donde se alojan Barcelona Digital y nuestro portal web tienen precios dolarizados. Con la última devaluación, ese costo ya duplicó lo que pagábamos un año atrás.

Debemos aumentar también el abono mensual de nuestro servicio digital, que hoy está 120 pesos

Comentarios Facebook