A 10 años del crimen de Marianela Brondino: «Una década de dolor, dolor y más dolor»

Graciela, su mamá, publicó en las redes sociales una carta abierta a los funcionarios que «refleja lo que me tocó y me toca vivir, vaya a saber hasta cuándo»

Hace 10 años, un 28 de abril de 2010 Marianela salía de su trabajo en una carnicería y sobre calle Gorostiaga al 1900 dos delincuentes le quisieron arrebatar el bolso. La hicieron caer de la bici playera en la que se conducía y la joven de 25 años golpeó su cabeza contra el pavimento. La peleó hasta el 3 de mayo, cuando su vida se apagó.

Por el crimen fue condenado a 20 años de prisión efectiva Walter Borda por ser declarado «autor penalmente responsable del delito de homicidio en ocasión de robo», en diciembre del año pasado. «Es un mensaje para todas las madres que están buscando justicia por sus hijos», dijo Graciela Brondino, mamá de la joven, al salir de la audiencia.

• LEER MÁS: Condenaron a 20 años de prisión a uno de los homicidas de Marianela Brondino

Además hay otra persona detenida cuya causa la tramita la Justicia de menores, ya que al momento del hecho era menor de edad.

Este martes 28 de abril de 2020 se cumplen 10 años de aquel día en donde comenzó la lucha de Graciela Brondino, mamá de Marianela, para hacer justicia por el crimen de su hija, el primero en la provincia por el cual se ofreció una recompensa por información. Además en el caso hubo cerca de 22 testigos que presentaron su declaración, entre ellos el padre de Borda que lo incriminó en al menos tres ocasiones.

En esta oportunidad hizo pública una carta abierta a funcionarios en donde manifestó que refleja todo aquello: «Que me tocó y me toca vivir, vaya a saber hasta cuándo. Y también pretendo, aunque sea simbólicamente, representar a tantas otras familias que pasan por lo mismo, pero que, por diversas circunstancias, no pueden efectivizar el seguimiento y la intervención que yo tengo en los expedientes. Una década de dolor, dolor y más dolor».

En la misiva Brondino detalla cómo fue el comienzo del hecho y describe cada una de las patas del Estado en el avance, investigación y acompañamiento para lograr lo que pudo hacerse hasta ahora. Los comienzos de la Asociación de Víctimas de la Inseguridad de la cual es parte y lo que han logrado con su lucha.

«Dicen que la gente muere cuando se la olvida. Yo sospecho que detrás de estas palabras se esconde una tramposa esperanza, pero si esto es así, Marianela será eterna. Inmortal. Por lo menos para nosotros, los que la amamos. En nuestra casa hay, hace 10 años, una cama vacía, ropa sin estrenar en su placar. Hay un cepillo de dientes que ya nadie usa, su lugar en la mesa está vacío y muchos sueños que no se van a cumplir. Nos obligaron a padecer ausencia perpetua y –¿qué ironía no?– a esperanzarnos a la noche con la posibilidad de verla en nuestros sueños», culmina.

Carta completa

Comentarios Facebook