Quiero aclarar que el autor y firmante de la nota ( A.C.) no soy yo, es un columnista muy interesante que suele publicar, por lo menos ahí localizo en el Blog Nestornauta, he aqui su carta a Macri:

Por A. C.

Sr. Presidente:

Como lo planificaron usted y los señores que lo acompañan en su gestión, ya se produjo el estallido de la economía argentina. Hoy la inflación es imparable y es difícil medir su real magnitud porque ustedes deliberadamente vincularon los precios internos, y sobre todo el precio de los alimentos, al dólar, generaron una recesión económica sin precedentes,y con ella un aumento geométrico del desempleo y la pobreza.

Lograron pulverizar el poder adquisitivo de la población a través de una política sistemática de destrucción del salario y las jubilaciones, y obtuvieron así una monstruosa transferencia de ingresos a favor de los que más tienen, es decir de ustedes, sumado a la implementación de un tarifazo demencial en los servicios y combustibles, a favor de nuevo de la recaudación de usted y de sus socios, como por ejemplo los Sres. Aranguren, Lewis o Mindlin. De ese modo, en algo más de dos años y medio, embolsaron ganancias siderales, las que multiplicaron aún más a través de la bicicleta financiera y tomaron deuda externa por más de ciento veinte mil millones de dólares. Esa patriótica gestión de toma irracional de deuda, la efectuaron para financiar la fuga de capitales a la que usted y sus socios son tan afectos, y de paso, cobraron por la gestión enormes comisiones no declaradas de más del 2%, que se depositaron –por supuesto- en paraísos fiscales. Por todo ésto, su objetivo está ampliamente cumplido Presidente, y es mejor para todos, para el país y para usted, que dé un paso al costado.

No se trata aquí de cambios de gabinete o de figuritas, de viajes a mendigar dólares para seguir fugando, o de continuar aceitando a opositores “responsables” o a algunos sindicalistas con bolsillo de payaso. Usted cumplió un ciclo Presidente, la toma de ganancias se completó y por eso, como diría su creador, usted ya resulta una molestia para todos. Incluso para los propios, los que como usted son dueños del gran dinero.

No sé si está en condiciones de analizarlo, pero fíjese que el mismo día que usted utilizaba la cadena nacional para intentar tapar el sol con la mano, el dólar que cuando ustedes llegaron al gobierno valía $9,60, mientras usted hablaba –y justamente por eso- superó los $34. Una devaluación del peso de más del 7% en un solo día, mientras siguen quemando irresponsablemente las reservas del Banco Central para que compren barato los amigos. Un derrumbe que usted no tiene capacidad ni interés en detener. Por eso debe renunciar Presidente. Es mejor para todos y para usted también.

Porque el derrumbe que usted no tiene capacidad ni interés en detener, provoca que cada día miles de personas caigan en la pobreza, pierdan el empleo, o no puedan hacer frente a gastos elementales como la comida, los medicamentos, el gas, el agua o la luz, mientras las escuelas y las universidades públicas están cerradas por responsabilidad presidencial. Cada día que pasa aumenta la miseria que ustedes planificaron y la situación ingresa en un terreno peligroso. Peligroso para todos, y para usted también Presidente. Aún en un país como el nuestro donde la enorme mayoría de la población es tolerante y pacífica. Ustedes han creado una olla a presión para asegurar sus ganancias, y como mantienen la hornalla al máximo, la protesta social es inevitable, indetenible, con paros o sin paros, con CGT o sin CGT. Y ya no alcanza con la distracción del terrorismo judicial que actúa con fotocopias y bajo sus órdenes en Comodoro Py.

Dada la desastrosa situación que su gobierno ha generado deliberadamente, y los masivos rechazos que provocan sus políticas destructivas, usted a partir de ahora solo podría mantenerse en su cargo a través de un incremento incesante de la represión de la protesta social. Pero debería tener en cuenta que una espiral de violencia una vez que se desata es muy difícil de detener. Ante éste estruendoso derrumbe económico y social que vivimos en el país, y para evitar que lleguemos a consecuencias como el estallido social que sufrimos en Diciembre de 2001,lo mejor para todos, y para usted también, es que renuncie.

Luego, el mejor sistema, el sistema democrático, asegurará en el marco de la Constitución la continuidad de las instituciones, evitando así el precipicio al que nos conduce inexorablementre su desastroso gobierno.

Lo saludo atte.

Comentarios Facebook