El gobernador firmó el polémico «pacto fiscal» y lo ratificó su mayoría en las cámaras. La oposición había advertido que «se perdía la soberanía». En el eterno doble comando, una cosa se dice y otra se hace, de la gestión socialista, ahora el gobierno empujado por el hartazgo de la ciudadanía quiere rechazar lo que firmo previamente.

“No estamos de acuerdo”, advirtió el gobernador a propósito de un posible ajuste desde el gobierno central para reducir el déficit fiscal. Gonzalo Saglione se reúne con el ministro Nicolás Dujovne. “Hoy tenemos un federalismo a la inversa”, se quejó, para conmemorar el bicentenario de la asunción del Brigadier López como el primer mandatario de Santa Fe.

El gobernador Miguel Lifschitz advirtió este lunes que la provincia no aceptará recortes presupuestarios de la Nación; dijo que son “dialoguistas”, pero que no es vocación de Santa Fe resignarse a perder recursos. “(Estanislao López) hubiera preparado Los Dragones”, dijo, irónico, ante la consulta de un colega respecto de cómo hubiera reaccionado el Brigadier ante la decisión del gobierno nacional de intentar recortar 8.300 millones de pesos. Ése es el ajuste que le tocaría pagar a Santa Fe en este esquema de discusión del presupuesto nacional para 2019 que pretende reducir el déficit fiscal al 1,3 por ciento. Lifschitz confirmó que por ese tema, el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, será recibido este martes en Buenos Aires por el titular de la cartera económica nacional, Nicolás Dujovne.

Comentarios Facebook