Esta mañana (por miércoles) me junté con un viejo dirigente del socialismo que conozco cuándo recién ganaron la muni de Rosario, y hoy funcionario, tomamos un café hablamos de los viejos tiempos (fue legislador) y de cómo cambiaron los tiempos. Hablamos de colegas y medios, hablamos de sueños de ellos y la realidad, como yo.

«Rogá que gane el peronismo o Corral la provincia» me dice, de pronto sin que yo sacara el tema. Me rio honestamente, no me gusta mezclar mi situación con charlas de vida (es más prefiero lo último) le pregunto por qué Corral? «Si no es el candidato cambiemos se olvida de la provincia y se la deja servida a Omar», puedo llegar a coincidir, de hecho mis sentimientos personales me ganan, Barletta no me cae bien.

La charla me intriga por que que tiene que ver mis conveniencia personal. «Vos desde que diste a conocer la lista de familiares de los funcionarios del gobierno sos persona no grata» (habla de una editorial adónde conté todas las mujeres y ex, más hijos de gobernadores y vice que nombraron desde el 2007 hasta el 2015). «Me imaginé, le digo, (lo chicaneo) pero siempre pense que como era información publica y de interes para la gente no iba a molestar a un gobierno que se jacta de la libertad de expresión»

«Ya no son esos tiempos, querido amigo, o estas con ellos o con el gobierno» (reproduzco como me acuerdo) Bueno, pienso, estaré conmigo mismo, y cambio de tema asegurandole que el radicalismo irá solo con candidatos propios en la provincia sin el frente y sin cambiemos, «seguis siendo un boludo» me dice pero paga la cuenta.

Comentarios Facebook