Condenaron por enriquecimiento ilícito a Ricardo Musso, exdirector del túnel subfluvial y exfuncionario de Vera

Ricardo Adrián Musso fue condenado en las últimas horas a dos años de prisión condicional tras aceptar en un juicio abreviado que es culpable de «enriquecimiento ilícito» luego de haber incorporado a su patrimonio decenas de bienes muebles e inmuebles sin poder justificarlo con sus ingresos en la función pública.
   

Un exfuncionario de la municipalidad de la ciudad santafesina de Vera y exdirector del Túnel Subfluvial Uranga-Sylvestre Begnis fue condenado en las últimas horas a dos años de prisión condicional tras aceptar en un juicio abreviado que es culpable de «enriquecimiento ilícito» luego de haber incorporado a su patrimonio decenas de bienes muebles e inmuebles.

Voceros judiciales indicaron que Ricardo Adrián Musso deberá pagar una multa de 150 mil pesos como parte del acuerdo al que se arribó en en el juicio abreviado.

Musso es un dirigente de la UCR que se desempeñó desde 2001 hasta 2012 en las Secretarías privada de la Intendencia, de la Producción, de Prensa y Difusión y General del Municipio de Vera, una ciudad situada 256 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Fe.

También como personal administrativo contratado por la honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe (1999-2001) y, desde 2012, fue director del Ente Interprovincial del Túnel Subfluvial.

El juez penal de Reconquista Mauricio Martelossi lo condenó a dos años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación perpetua y absoluta para ejercer cargos públicos por el delito de enriquecimiento ilícito de funcionario público en calidad de autor.

A su vez, el magistrado sobreseyó a la exesposa de Musso, Elsa Analía Peleato, a cuyo nombre fueron puestos varios bienes, por «no existir prueba suficiente para sustentar una condena».

En la investigación, quedó probado que Musso incorporó a su patrimonio varios bienes financieros, muebles (automotores, camiones y motovehículos), inmuebles (entre los que hay empresas de transporte por carretera, comercialización al por menor en kioscos, polirubros y comercios no especializados).

En algunos casos, figuran como propios y en otros se valió de Peleato y de su hermano Fernando Musso, «quienes aparecen como adquirentes y/o propietarios de algunos de tales bienes, para disimular que los mismos integran y/o han sido adquiridos con el patrimonio del encartado», indica el fallo.

La causa se inició por la denuncia de Juan Carlos González, un excolaborador de Musso, quien aportó su testimonio sobre las maniobras que permitieron incrementar su patrimonio.

Según el fallo, existe una «clara responsabilidad de Ricardo Musso en el enriquecimiento ilícito de funcionario público y que este no ha justificado debidamente la evolución patrimonial» registrada.

Comentarios Facebook