Santa Fe adónde los únicos que descansan en paz son los asesinos. Bardina es un femicida. Manipulador, mitomano, secuestrador, que le caga la vida hasta gente que lo quiere. Bardina. Como todo violento de genero cuándo alguien se le planta, se caga. Bardina: «si vamos a tribunales te voy a tener que pagar (por mi) no la gastes en drogas». Por eso cómo un violento me reta a «duelo». Reconociendo su culpabilidad periodística. No judicial. La justicia requiere de pruebas concretas, tangibles, a nosotros se no hace más fácil. Sus escritos hacia a mi demuestran claramente lo que es.

Lo más bochornoso que encima sus hijos cobren del estado siendo indirectamente cómplices, o una de sus hijas secretaria de otro acusado de secuestro como Gustavo Abraham

Tal vez porque en tribunales no podía demostrar que los 12 millones de dolares de ese entonces eran de él, a Valeria la retó a un duelo (como a mi) desigual, un sicario amigo de sus tiempos de preso ( el Melli Gaitán) que le asestó 15 puñaladas crueles, cobardes.

Cómo cuándo aparte de secuestrar a Jorge Saccone lo quiso violar y se descubrió impotente.

Lo mejor que podrían hacer sus hijos es sacarse ese lastre de encima, pero no usufructuan de ello, ñoquis del concejo, titulares de bienes malhabidos. Amenazó a mis hijos, cayó en el lugar de los violentos: creer que me ofendia con eso de culo roto, puto, drogadicto, y demás.

Miente. Como que es operador de la bolsa o en su momento cuándo se presentaba como abogado, o como en su perfil como egresado de la UNL.

Este tipo goza de impunidad. Así estamos en nuestra ciudad, en esa maraña de poder, complicidades, miedos, un poder judicial que mira para otro costado, y familiares cansados y con terror que se resignan.

Bardina es una expresión más de un manipular impune, un miserable, un asco de tipo, padre.

Bardina. Está suelto y libre. Eso nos define pesimamente, hasta que encuentre otra Valeria para vivirla y mandarla a matar.

Comentarios Facebook