Así lo mostró un informe del Deutsche Bank, al comparar las deudas externas respecto y cada economía. En el mundo no confían en nosotros.
El día que Argentina fue nombrada mercado emergente se gritó como un gol en la Rosada, hace menos de dos meses, nos decían que ahora sí el mundo confiaba en nosotros y que era el fin de los problemas. Sin embargo, las cosas no se ven mucho mejor, ni en vías de, casi que por el contrario.
Un informe del Deutsche Bank, que reprodujo el sitio Política Argentina, mostró que Argentina es el mercado más endeudado.

El peso de la deuda argentina denominada en dólares y euros se acerca al 55 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). En este aspecto, sólo es superada por Hungría (en torno al 65%) y Turquía (en el 70%). En tanto, que el peso de la deuda externa del Gobierno es de unos 45 puntos porcentuales del producto en el caso argentino.

Sobre el sector público, el mismo sitio indica que Argentina es el más endeudado en moneda extranjera en proporción a su economía (se incluye a Polonia, Chile, Corea del Sur, Israel, Malasia, República Checa, Sudáfrica, Colombia, México, Brasil, Rusia, Indonesia, Arabia Saudita, Tailandia, India y China).

Curiosamente, o no tanto, los bancos argentinos son unos de los menos endeudados en moneda extranjera del mundo. Lo que evidencia una gran vulnerabilidad del Estado argentino y una gran fortaleza de los bancos, durante la gestión de Mauricio Macri.

Comentarios Facebook