Se acuerdan de esto no?

Un escándalo judicial se desató ayer en Santa Fe. Luego de dos intentos fallidos, el fiscal Roberto Apullán se disponía a tomarle una declaración indagatoria al comisario Adrián Rodríguez, a quien detuvo en el marco de una acusación por cobrar coimas. La cita estaba planteada para las 8:30. Sin embargo, dos minutos después de la hora señalada, a las 8:32, el fiscal recibía una extraña notificación: lo separaban de la causa. Por tercera vez consecutiva, Rodríguez lograba evitar el procedimiento.

Visiblemente fatigado, Apullán llamó la atención sobre lo sucedido en una rueda de prensa. La instrucción de “reasignación de funciones” la había ordenado su superior jurisdiccional, el fiscal regional de Santa Fe, Carlos Arietti. “Es la primera vez que me pasa algo así“, señaló. Tan marcado era su malestar que le consultaron por su estado de ánimo. “No siento nada, dormí mal”, fue la respuesta que encontró.

En la audiencia dos veces reprogramada, Apullán se proponía avanzar en las imputaciones por “cohecho” contra el jefe policial de la Unidad Regional V, del departamento de Castellanos, con sede en Rafaela. El fiscal había ordenado la detención del comisario Rodríguez, en el marco de un allanamiento e investigación por el delito de “cohecho pasivo”.

La data no es mía, y eso que inicié la denuncia por mis investigaciones, sino de medios nacionales: https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2017/10/27/escandalo-en-santa-fe-desplazan-a-un-fiscal-que-investigaba-un-caso-de-corrupcion-policial/

Comentarios Facebook