Fue una ejecución, ya no cabe la más mínima duda, y fue un agente policial. Punto. pero también los hay (la mayoría muy buenos policías) Y ellos permitieron con su profesionalismo, que hoy Olivares esté preso.

Los hay, son la mayoría los que recibieron el maltrato fundamentalmente de la conducción política, con uniformes monstruosos en días de verano, debiendoles plata (a algunos por «complementos hasta 120 mil pesos) y enciman les descuentan ganancias, con sueldos magros, sin el derecho constitucional de agremiarse, con miedo a denunciar a los malos policías (recuerden a Pablo Cejas por ejemplo). Inclusive buenos policías terminan siendo «chivos expiatorios» del poder de turno (político/judicial) y terminan injustamente presos también.

El peor enemigo del buen policía, no es el «harry» SINO EL POLICÍA CORRUPTO, y parte de la sociedad que los apaña y felicita cuándo violentan la ley.

Y esa es la misma sociedad que los ignora cuándo mueren en cumplimiento del deber, «la sangre del policía seca rápido» y es una deuda de los medios y la gente.

Comentarios Facebook