La publicación plagada de mentiras, medias verdades de Coni Cherep tiene un doble objetivo, desgastar a un grupo de colegas qué jamás ocultaron su simpatía por el Kirchnerismo ( cómo si eso fuera «maldito») pero de fondo es el inicio de la guerra que un «grupo de periodistas y medios» le inician oficialmente al senador Roberto Mirabella.

Mirabella es prudente, no habla de renovar su banca sino de la problemática sanitaria y económica, ha diferencia de Lifschitz y Corral.

Mirabella es, tal vez, el hombre de mayor confianza del gobernador, y el arquitecto de los dos únicos triunfos del justicialismo en los 16 años del peronismo, el de Perotti senador (2015) y el de Perotti gobernador (2019)

Pero también es cierto que más allá su activa participación en la legislatura y política, su imagen es menor que sus eventuales contrincantes perooooo…cuándo se pregunta por frente esta por encima del Socialismo y del Macrismo.

Desde el Pj quieren repetir la formula con María de los Angeles Sacnun muy allegada a Cristina Fernandez de Kirchner y de una notable acción legislativa.

 

Comentarios Facebook