Clínicas y sanatorios: «Si aumentan los contagios, la vamos a pasar muy mal»

El titular de la asociación Carlos Abraham, sostuvo esta mañana por LT9 que «están preparados para la habitualidad pero el sistema no va a poder responder si hay una gran demanda»
   

Carlos Abraham, Presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, sostuvo esta mañana por LT9 que el panorama sobre el coronavirus en los sanatorios «desde el inicio estamos trabajando con las autoridades de la provincia y los expertos en salud en la búsqueda de ordenar lo que se debe hacer».

El trabajo conjunto fue muy bueno, yo hablé de la creación de sitios donde se reúna a especialistas como en el caso del hospital Cullen, y probablemente el Cemafé se abra las 24 horas para la atención ambulatoria las 24 horas.

«Hoy nuestra principal preocupación es dotar a nuestro personal de las medidas de seguridad para poder trabajar, hablo de máscaras, guantes, barbijos. Los barbijos pasaron de costar casi $2 a $50, hubo mucha especulación», añadió Abraham.

«Aún convalidando esos precios encontrábamos barbijos en el mercado. Algo similar le pasó al ministerio de Salud», señalo y agregó que «China fabrica el 70% de los barbijos que necesita el mundo, de allí es que se entiende el faltante».

«Nación envió respiradores a los hospitales, el gobernador previó comprar 50 y llegaron 12 solamente, estamos esperando que esto no avance y no pase lo que pasa en otros países.

«Pero el sistema no va a poder responder si hay una gran demanda, si aumentan los contagios la vamos a pasar muy mal», reflexionó el especialista. La ciudad tiene 135 camas de cuidados intensivos de las cuales 85 tienen respiradores en el sistema privado y el sector público tiene 50 y todas tienen respirador. La otra situación que hay que entender es que las camas ya están ocupadas con otras enfermedades y no sobran. Este es el problema, nosotros estamos esperando para atender la habitualidad pero no tenemos los recursos, no se puede ampliar porque queriendo comprar no hay recursos».

«En ese marco con los pocos elementos, nos pusimos creativos, se fabrican barbijos, y nos preparamos los trabajadores de la salud para respetar las condiciones», finalizó Abraham.

 

Comentarios Facebook