Despues de la tensión en la cárcel de Las Flores que desactivó por dos razones: 1.- No apareció por el lugar, los propios jefes le dijeron «sí apareces se pudre mal hasta ahora sólo es bronca contra vos». 2.- Volvió a negociar vía celular con el narco Bergallo. Resultado: Tranquilidad a costa del traslado de 15 presos que le molestaban a Bergallo.

Este es Bergallo, socio narco de Acuña:

Llegada la medianoche estaba eufórico: «Le gané al Turco (por Saín a quién pretende reemplazar en su pacto con Pullaro y Cocochioni) y a Colussi, en su delirio sólo puede creer que un periodista, con una computadora en aislamiento le puede armar un motín, ese es el nivel de mesianismo de este «enfermo».

Pero fue más allá: «El ministro me ratificó en el cargo, (nadie sabía que estaba en duda) y aparte encontré a la rata que le pasa data a Colussi y me extorsiona a mi, y le pedí su cabeza al ministro porque yo la puse allí.»

Se trata de Celina Bosco, una joven de una carrera meteórica desde la llegada de Acuña, que de ser un 4 de copas pasó a ser Subdirectora del personal provincial de todo el servicio Penitenciario de la provincia.

¿Cómo según Acuña Bosco lo extorsiona? «Le mandé mensajes con afectos vía wasap qué por la dinámica de trabajo se puede dar a malos entendidos sí son leídos fuera de contexto», por eso Acuña justifica pedirle en los próximos días la renuncia, cuándo en realidad él cree que esta mujer, a la cuál NO CONOZCO era o es quién me pasa data.

Hoy vamos a presentar más pruebas, capturas de pantallas de mensajes a novias en la polícia, mujeres de presos y…..personal del servicio penitenciario.

 

Comentarios Facebook