16.1 C
Santa Fe, Ar
miércoles, octubre 28, 2020
Inicio Judiciales A ver, con qué autoridad moral habla Pullaro sobre seguridad ? Esta...

A ver, con qué autoridad moral habla Pullaro sobre seguridad ? Esta es la policía que él alimentaba y recaudaba

Un millonario patrimonio detrás del uniforme: las pruebas para llevar a juicio a un expolicía santafesino acusado de enriquecimiento ilícito

Se trata de Adrián «Tripa» Celer, acusado de haber obtenido una serie de vehículos, embarcaciones y una vivienda en un lapso de cuatro años con un sueldo de policía

El 6 de noviembre del 2017, alrededor de las 2.30, un grupo de cuatro agentes que prestaban servicios en la Policía de Santa Fe ingresó ilegalmente a una vivienda de Iturraspe y el Terraplén, del barrio Barranquitas. Por medio de golpes y amenazas comenzaron a exigirle al dueño de casa que entregara dinero, drogas y armas. Sin embargo, el clandestino episodio concluyó cuando agentes del Comando Radioeléctrico llegaron al lugar y encontraron a los cuatro uniformados dentro del domicilio sin ningún tipo de orden judicial.

El falso allanamiento quedó completamente desactivado y los agentes policiales fueron detenidos e imputados días después en tribunales. Con el correr de los meses, aquella secuencia terminó siendo deschavada tras una serie de peritajes que develaron cómo era el modus operandi de la banda de policías.

En particular, la pesquisa apuntó contra Oscar Adrián “Tripa” Celer, ya que a través de los mensajes que había en su teléfono los investigadores pudieron establecer por un lado que el agente podría ser la pata local de una banda narco de Paraguay y por otro que contaba con un voluminoso patrimonio conformado por una gran variedad de autos, embarcaciones e inmuebles. Todo adquirido en el lapso de cuatro años.

La fisonomía patrimonial del “Tripa” motivó a los fiscales de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez, a iniciar una investigación por enriquecimiento ilícito contra el uniformado. La misma se encuentra concluida y durante el martes pasado, en una audiencia que tuvo lugar en tribunales, Jiménez y Hernández, y la defensa del imputado, a cargo de Enrique Muller, acordaron ante el juez José Luis García Troiano que la causa vaya a juicio.

Cuatro años de adquisiciones

En su acusación, los fiscales le atribuyen a Celer haberse enriquecido ilícitamente entre el 2013 y 2017, cuando prestaba funciones en la Policía de Santa Fe. En concreto, los funcionarios judiciales detectaron que el entonces uniformado adquirió en 2013 un automóvil marca Volkswagen, modelo Bora 1.8 Sedán 4 puertas, modelo 2010.

Aquel año también tuvo a su nombre una Pick Up marca Toyota, modelo Hilux, 4×4 Doble Cabina SRV 3.0 TDI, modelo 2008. Un año después, compró un cuatriciclo marca Gilera, modelo FR250 Free Runner, modelo 2014. Mientras que en 2015, adquirió una Pick Up Marca Volkswagen, modelo Amarok 2.0 L TDI 4X4, modelo 2010.

Ya para 2016, la Justicia comprobó que Celer continuó con la adquisición de vehículos ya que compró una motocicleta marca Honda, modelo NF100 Wave, modelo 2013. Un año después, obtuvo un Gol Trend Gol Trend 1.6 MSI Sedán 5 puertas, modelo 2017 y un lujoso BMW, modelo 325I, Sedán 4 puertas, modelo 2009 (ver foto).

El auto de Celer fue encontrado a pocas cuadras de donde fue detenido cuando con cuatro efectivos irrumpió de manera ilegal en una casa.

El auto de Celer fue encontrado a pocas cuadras de donde fue detenido cuando con cuatro efectivos irrumpió de manera ilegal en una casa.

El patrimonio también contó con una embarcación identificada como “Los Pekes” comprada en 2014 y luego vendida en 2016. Justamente en este último año, el uniformado compró otra embarcación modelo Delfín 490 Serie Nro. 271.

Por último, la Fiscalía le achacó a Celer haber realizado una operación inmobiliaria de una propiedad ubicada en Sauce Viejo que se llevó a cabo en el año 2013.

Inconsistencias

Mediante una serie de pericias contables, los fiscales establecieron que el monto no justificado por Celer ascendió a la suma de $ 1.819.681. Tal suma surgió luego de un análisis que fue llevado por la División de Investigaciones Patrimoniales Zona Centro-Norte, dependiente de la Dirección Provincial de Asuntos Internos Policiales.

En dicha dependencia comenzó la investigación en 2013 luego de una denuncia anónima que alertó sobre la situación irregular de Celer en torno al nivel de vida que tenía, en relación a la adquisición de sus bienes, y el salario que percibía.

En este sentido, los fiscales consideraron que Celer experimentó un «incremento patrimonial apreciable y desproporcionado con sus ingresos en el período analizado, en el que se desempeñó como funcionario de la Policía de Santa Fe” y el cual incumplió con su deber de justificarlo.

Se estima, según una serie de índices de precios al consumidor y mayoristas y de profesionales de Ciencias Económicas, que el monto no justificado por Celer, actualizado a enero del 2020 asciende a un total de $3.789.842,12.

En esa línea, los fiscales Hernández y Jiménez calcularon que el expolicía, aun percibiendo el triple de lo que recibía en carácter de salario, no podría nunca haber justificado su incremento patrimonial. Ni tampoco percibiendo el doble de su salario y lo que fue computado en su carácter de monotributista.

Condenas y causas en trámite

Sobre Celer pesa ya una condena resuelta en 2019 en la Justicia provincial que impuso una pena de cinco años de prisión tras declararlo autor penalmente responsable del delito de coautor de “tentativa de robo calificado por ser en poblado y en banda; por el uso de arma de fuego; y por ser miembros de una fuerza de seguridad” y “portación ilegítima de arma de fuego de guerra”.

Dicha condena fue por la entradera ilegal que desplegó el “Tripa” en el barrio Barranquitas junto a los otros expolicías identificados como Cristian Basilio Gutiérrez de 40; Exequiel Sebastián Romero de 37; y Leonardo Abel Velázquez.

Además, sobre Celer existe un procesamiento resuelto por el juez federal Francisco Miño (hoy retirado del cargo) por estar sospechado de haber pergeñado durante 2017 un plan para traficar a Santa Fe cargamentos de marihuana y cocaína y armas de fuego provenientes de una organización narcocriminal con base en Paraguay.

Comentarios Facebook

WhatsApp chat