Brutal golpiza a un expresidente comunal generó serios disturbios en un pueblo de Santa Fe

El expresidente comunal de Santa Isabel, Mario Kovacevich, recibió una paliza por parte de la policía local que lo dejó inconsciente tras un operativo de rigor realizado por los agentes del orden para controlar el aislamiento social.

Mario se encontraba reunido con siete integrantes de su familia para celebrar el cumpleaños 50 de uno de sus hijos cuando, pasada la medianoche del sábado, llegó la policía para desactivar la reunión. Kovacevich golpeado y sus hijos fueron esposados y trasladados a la comisaría local.

Kovacevich es reconocido en el pueblo como un tipo tranquilo. Un histórico dirigente radical de la zona que ocupó varios años la presidencia comunal de Isabel una vez que dejó el cargo el viejo caudillo Ernesto Lombardi, también radical. Actualmente la comuna está conducida por otro dirigente de la UCR, Jorge Raverta, quien sucedió a Kovacevich (2007-2013) y está en el cargo desde entonces.

En diálogo con Radio Sonic, Kovacevich relató: “Estábamos festejando el cumpleaños de mi hijo y vinieron dos policías diciendo que había una denuncia contra nosotros por la reunión. Yo salí y les dije «qué pasa, muchachos» y ahí, luego de un intercambio de palabras, me empujaron y golpeé contra una pared que me produjo un sangrado en la cabeza. Luego vinieron dos patrulleros más y no recuerdo más nada porque estaba prácticamente inconsciente”.

Tras ello se originó una discusión en la que los uniformados habrían solicitado al cumpleañero que los acompañe a la dependencia policial. Mario Kovacevich mostró que estaban cenando en familia, y se generó una discusión que terminó con la policía actuando en forma violenta ante el mandatario comunal, quien sufrió un golpe en la cabeza. Además sus dos hijos fueron esposados y trasladados a la comisaría.

Caos

Tras ello, a los pocos minutos recibieron la presencia y el apoyo del actual mandatario. Raverta se puso a disposición e intervino en la situación, aunque Kovacevich debió ser atendido por personal médico y sus hijos estuvieron unas horas en la dependencia policial, consignó Radio Jota.

Kovacevich dijo que “ni en la peor época de las dictaduras militares” experimentó una situación similar. “La policía actuó de manera excedida, pese a que estaban en una reunión familiar”, dijo, además de sostener que al mismo tiempo había otras reuniones en el pueblo.

“No atrapan a los que venden droga ni a los que roban. Tampoco pueden parar las grandes fiestas privadas. Pero sí son buenos para golpear a una familia. Mí tío Mario, golpeado por la policía de Santa Isabel anoche”, escribió en su cuenta de Facebook Raúl Pellegrini, sobrino del exmandatario comunal.

Al otro día

Durante las primeras horas del domingo, el pueblo se organizó a través de redes sociales y cadenas por Whatsapp para marchar hasta la sede policial en disconformidad por el accionar de la fuerza. La situación se descontroló cuando pasadas las 18 horas, uno de los efectivos policiales disparó al aire con su arma reglamentaria para dispersar a la multitud.

Lo que siguió fue una seguidilla de más violencia: personas entrando a la fuerza a la Comisaría y tomándose a golpes con los policías; rotura de vidrios; y un auto incendiado, que se dio tras la llegada de refuerzos policiales. Ahí se volvieron a sentir disparos, pero esta vez, de balas de goma para dispersar a la gente que se encontraba en la plaza.

Comentarios Facebook