En la primera conferencia de prensa que da Marcos Peña desde la última crisis de septiembre del año pasado, el jefe de Gabinete fue el único vocero de la extensa y hermética reunión que se desarrolló en la Casa Rosada con los 5 gobernadores de Cambiemos.El tema excluyente fue discutir las medidas económicas que anunciará el presidente Mauricio Macri el próximo miércoles para impulsar el consumo.

Macri no pasó ni a saludar, pese a que estuvo toda la tarde en su despacho presidencial del primer piso de la Casa Rosada, separado apenas por una puerta de la oficina del jefe de Gabinete, en donde se reunieron entre las 15 y las 18 horas más de 15 personas, entre funcionarios y gobernadores.PUBLICIDAD

A las 15 en punto se vio llegar a María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdez (Corrientes).

Llamó la atención que los radicales se fueran sin hablar tres horas más tarde, con la excepción del gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, que habló 30 segundos con la prensa detrás del vidrio de la puerta que da al Salón de los Bustos, antes de salir apurado de la Casa Rosada.

En el Gobierno explicaron la soledad de Peña como único vocero de la reunión ante la prensa a que “hubo un acuerdo con los gobernadores para que él unifique la explicación del encuentro” ya que si bien habría acuerdo general sobre las medidas que anunciará Macri el próximo miércoles, en los próximos días hasta el anuncio, “seguirán trabajando los técnicos en las formas y mecanismos para aplicarlas”.

“Los radicales hablarán por su lado”, dijeron en el Gobierno, mientras Cornejo se limitó a decir: “el Gobierno estuvo receptivo a las propuestas de todos los gobernadores” y aclaró, igual que Peña, que “los radicales nunca pidieron congelamiento de precios” de alimentos, sino que “siempre se habló de acuerdos de precios”.

Los acuerdos con supermercadistas, el precio de los combustibles y cómo afectan a la suba constante de la inflación fueron dos de las principales medidas que analizaron esta tarde en la Casa Rosada con los Gobernadores, y que anunciará Macri el miércoles próximo, un día después de que el INDEC dé a conocer el índice de inflación de marzo, que superaría el 4%.

“El anuncio será el miércoles porque en estos días tienen que seguir trabajando en las formas de aplicación de las medidas”, insistieron en Casa Rosada en mantener total hermetismo sobre los anuncios.

Fuentes del Gobierno explicaron que esta fue “una reunión larga y más técnica”, una continuidad de la reunión previa del jueves pasado entre Peña, Frigerio y los 5 gobernadores.

Según trascendió, la semana pasada los 5 jefes provinciales se habían reunido en un restaurant de Recoleta donde limaron asperezas y dejaron para más adelante la definición del vicepresidente que acompañará a Macri en la fórmula presidencial.

Por otra parte, una fuente muy cercana a Macri dijo que el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica “fue confirmado en su cargo por Macri”, pese a los rumores de renuncia de los últimos días, y las especulaciones que surgieron hoy ante la ausencia en la reunión con los Gobernadores, del ministro cuya cartera será central en la elaboración de las medidas.

Mientras Peña justificó públicamente la ausencia de Sica en una cuestión de agenda “internacional” del ministro -que participó de un acto de la OIT-, lo cierto es que en Casa Rosada se terminaban de cocinar las medidas en Casa Rosada con los gobernadores que lo criticaron.

En lugar de Sica participó su jefe de Gabinete, Ignacio Pérez Rivas, y desfilaron ante los gobernadores otros técnicos de los ministerios de Hacienda como el viceministro Rodrigo Pena, el secretario de Comercio, Miguel Braun, el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli y el gerente general del Banco Central, Nicolás Gadano.

También se los vio pasar a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley y a los ex funcionarios ahora asesores presidenciales, Mario Quintana y Francisco Cabrera.

Comentarios Facebook