Está todo como la mona, sigue igual, era previsible. Se ve todos los días la caída de las ventas”, sentenció uno de los comercios consultados por UNO Santa Fe, luego de la publicación del último informe de ventas del Departamento de Investigaciones Económicas y Sociales (Dies) del Centro Comercial de Santa Fe.

Al igual que los 15 meses anteriores, los números son contundentes. En la comparativa interanual de abril de 2018 (que ya mostraba caída en las ventas con respecto a 2017) contra abril de 2019, el 81,5% de los comerciantes consultados respondió que vendió menos en cantidad de unidades. Solamente el 18,5% contestó haber vendido igual.PUBLICIDAD

En tanto, en el desglose del 81,5% que disminuyó su actividad, el 29,6% declaró bajas del orden del 10%; un 18,5% retracciones en torno al 20%; un 22,2% caídas del 30% y un 11,1% disminuciones mayores al 30%.

Solamente el 18,5% contestó haber vendido igual.

En ese sentido, el Dies resalta que por las cifras expuestas, la actividad del sector comercial local no muestra aún signos de recuperación. Por el contrario, los guarismos son contundentes en cuanto a mostrar que persisten las caídas interanuales.

En contacto con UNO Santa Fe, el presidente del Centro Comercial local, Daniel Bustamante, estimó que la situación no se va a modificar, ni mejorar sustancialmente en los próximos meses, sino que “va a seguir, y a medida que pase septiembre u octubre va a empeorar por la incertidumbre” política que genera a su vez cimbronazos constantes en lo económico.

“Hay que calcular que estamos en mayo y no se vislumbran los candidatos de la oposición, así que estamos bastante complicados. La visión que tenemos no es positiva”, sentenció.

El 81,5% de los comerciantes consultados respondió que vendió menos en cantidad de unidades. Solamente el 18,5% contestó haber vendido igual

Puntualmente, respecto de las expectativas a futuro y la posibilidad de que evolucionen las ventas en los próximos tres meses, más de la mitad de los comercios (55,6%) estimó que simplemente se mantendrán los niveles actuales, mientras que el 29,6% piensa que seguirán disminuyendo aún más. Solo un 14,8% tiene expectativas de crecimiento.

Los anuncios y medidas de reactivación

A mediados de abril, el gobierno nacional definió una serie de medidas económicas y sociales con la intención de mejorar la situación que atraviesan familias, comercios y pymes. Entre ellas, el acortamiento de los plazos en el que los comercios reciben el dinero de las ventas que hacen por tarjeta de crédito.

“De todas las medidas que se anunciaron, hay un par de cosas que fueron positivas para el sector, como el acortamiento del pago de las ventas con tarjetas, que antes eran 19 días hábiles y ahora pasó a 10. Eso es bueno, y la eliminación del 1 o 2% de recargo por transferencias bancarias, esas dos cosas fueron importantes y las veníamos pidiendo hace rato”, reconoció Bustamente.

En cuanto a la prórroga del programa Ahora 12 hasta agosto oficializada hoy, el dirigente mercantil recordó que ese es un pedido constante del comercio por ser una de las únicas herramientas de financiación con la que cuentan los clientes actualmente. «Es una herramienta importante, porque la gente necesita financiación y esa medida sí es positiva», expresó.

¿Reactivación del consumo?

En el informe de abril, el Dies consultó a los empresarios del comercio local cuáles son (a su criterio) los principales medidas que ayudarían a reactivar el consumo. La mayor respuesta obtenida fue mejorar el poder adquisitivo con 50%; un 12,5% remarcó la necesidad de bajar las altas tasas de interés de las tarjetas de crédito; un 16,7% reconoció que los últimos incrementos de precios también fueron factores que frenan el consumo; y un 20,8% reclamó alguna actitud ante la suba del tipo de cambio, que genera incertidumbre en los mercados.

En ese contexto, en diálogo con UNO Santa Fe, Jorge Baremberg, integrante de la comisión directiva del Centro Comercial y de la Asociación de Amigos de Peatonal San Martín analizó la crítica situación que atraviesa el sector y señaló que «fundamentalmente lo que no cambia es la política económica del Estado».

Para Baremberg, de no modificar el rumbo difícilmente mejore la realidad del comercio, más en un año de elecciones en el que, a su entender, la clase política está más enfocada en las elecciones que en las crisis que atraviesan los sectores productivos.

“Hace rato que lo vengo diciendo, el Estado está miope frente a la situación. Nosotros producimos, generamos los ingresos que van al Estado a través de los impuestos y lamentablemente no han sido buenos administradores”, resaltó y agregó: “La política viene mirando para otro lado directamente. Viene matando la actividad productiva. Cada vez se achica más y el Estado no produce, lo que hace es administrar y es un pésimo administrador

Comentarios Facebook